Ultimas Noticias
recent

Eustoquio Contreras: “Los enemigos de la Constitución son los que Chávez dejó encargados de protegerla”

Eustoquio Contreras: “Los enemigos de la Constitución son los que Chávez dejó encargados de protegerla”

El nombre de Eustoquio Contreras está escrito, junto al de otros constituyentistas en la Carta Magna de 1999. La misma que impulsó el ahora fallecido presidente Hugo Chávez como base de la V República. Contreras también es diputado del Partido Socialista Unido de Venezuela y dirigente del partido oficialista Vanguardia Bicentenaria Revolucionaria.

Luego de conocer sobre la iniciativa de Asamblea Nacional Constituyente, el parlamentario de la bancada roja decidió fijar posición: está en desacuerdo con poner la máxima obra de Chávez en riesgo. En entrevista con El Pitazo reveló que si el chavismo no tiene los votos necesarios para lograr los constituyentistas, existe el peligro de un revés como el que ocurrió el 6 de diciembre de 2015 cuando la oposición obtuvo la mayoría en el Parlamento.

Desde el pasado primero de mayo, Contreras luce en su traje un botón dorado que lo califica como Constituyentista de 1999. Afirmó que lo usa porque está en campaña en defensa de la “Constitución chavista”.
–¿Cuál es su posición ante la iniciativa del presidente Nicolás Maduro de llamar a una Asamblea Nacional Constituyente?
–Nosotros respetamos la iniciativa, la acatamos constitucionalmente, pero no la compartimos políticamente. Tenemos que ser celosos de la naturaleza de un proceso constituyente que es algo muy elevado, muy exigente y, sobretodo, esta Constitución que establece principios para perfeccionarse, como por ejemplo reformas y enmiendas.

Creemos que esta Constitución es de una naturaleza tal que lo que hay que hacer es cuidarla, no cambiarla. Poner a riesgo la Constitución chavista para cambiarla por otra a nosotros nos parece que es algo que debe pensarse mejor. Chávez creía en el poder soberano y cuando convocó el proceso constituyente comenzó por activar el poder constituyente originario a través del referendo consultivo. Un referendo consultivo a través del cual el soberano en elecciones convocó a una ANC. En esta oportunidad, no es cierto que se haya activado el poder originario.

Fue un acto directo del órgano del poder constituido que es la Presidencia de la República, a la que tiene derecho y facultades.

La convocatoria se sustenta en el artículo 348 que da la potestad al presidente de convocarla, pero también está el artículo 347 que habla de que la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo y le da la potestad de convocar un poder constituyente. El artículo 17 de la misma (Carta Magna) faculta al presidente para convocar referendos consultivos en materia de alto interés nacional. No estaba el presidente obligado a convocar a través del 348, bien pudo el presidente decir: “Yo en uso de mis facultades y conforme a las atribuciones que me da el artículo 17 y en desarrollo del 347 convoco al poder constituyente originario para que, en referendo consultivo, diga si está de acuerdo o no”.

“Nosotros proponemos que las bases comiciales sean aprobadas por el soberano. Es decir, no aceptamos un proceso constituyente inferior en participación democrática, popular y en contenido revolucionario en comparación al que convocó el comandante Chávez. Se corre un riesgo innecesario, porque si no lográramos alcanzar la mayoría de los constituyentes y la oposición nos hace mayoría esta vez, como ya nos hizo el 6 de diciembre de 2015, indudablemente habría que decir “Adiós Constitución chavista”.
–Dice que se corre un riesgo. ¿Usted cree que de someterse todo este proceso a votación el chavismo lo perdería?
–Es una posibilidad. Lucharíamos por ganarla, si fuera el caso, con disciplina revolucionaria. Pero observamos que es un riesgo. ¿Por qué someternos a eso?

“Partimos de la buena fe que para convocar a la ANC se llegó a la conclusión de que teníamos mayoría para ganarla. Ahora mi pregunta es: si teníamos votos para ganarla ¿por qué no se convocó la elección de gobernadores y alcaldes para también ganarlas? Así metemos por el canal democrático a la oposición, que estoy seguro ya se hubiese desmovilizado de las calles y estuviese preparando la estrategia electoral y escogiendo candidatos.

Debe hacerse la convocatoria de elecciones a gobernadores, porque es un derecho. La ANC puede hacerse o no; pero las elecciones son de obligatorio cumplimiento y estamos dejando pasar una enorme posibilidad.

Hay compatibilidad de intereses entre el gobierno y la oposición. Coinciden en que hay una gran crisis, que la salida no puede ser una guerra civil, que la salida es democrática, electoral y pacífica.
–Pero la convocatoria de elecciones es competencia del CNE…
–El CNE, como poder autónomo, podría convocarlas sin tomar en cuenta lo que diga el gobierno o la oposición. Ahora bien, convocada (la ANC) como está, nosotros hacemos esta apreciación: a mi se me ocurre que esas bases comiciales deben contener la duración de esa constituyente. El país tiene que saber cuánto va a durar ese foro político. Creo que debe consultársele a la Sala Constitucional del TSJ una interpretación acerca del concepto, contenido y alcance de los artículos 347, 348 y 349.

Porque, por ejemplo, el 349 dice que la nueva Constitución, una vez redactada, se promulga, se registra y se lleva a Gaceta Oficial o a la Gaceta Constituyente que se crea. Ahora, esa expresión promulgada que está inserta en el último punto del 349 da para que unos venezolanos entiendan que no deben ir a referendo aprobatorio, como sí lo fue la chavista. Otros pensamos que sí debe ir. De lo contrario, no estamos en una ANC.

La ANC es a la luz del 347 para transformar el Estado, crear un nuevo orden jurídico y para redactar una Constitución. No es la ANC un foro para promover el diálogo.
–Entonces, ¿no es como dice el presidente, que va a servir para solventar la crisis y salir al paso a los problemas?
–Bueno, no está hecha para eso. La constituyente se convoca para redactar una nueva Constitución. Ahora, si lo que se quiere es ampliar, constitucionalizar las misiones, lo pueden hacer de dos maneras: por enmienda o reforma.
–¿Qué elementos son rescatables de la constituyente de 1999 con respecto a esta convocatoria?
–Todos. Y es lo que le da vigencia a esta Constitución. Los hechos que produjeron la justificación de crear esta Constitución están más vigentes que nunca. Por lo tanto, las respuestas constitucionales que están aquí plasmadas están vigentes. La Constitución no hay que modificarla, hay que aplicarla, esto tiene rango histórico. Esta es la obra más elevada de Chávez.
–¿Está dispuesto a sumar estos aportes directamente al proceso que convoco el presidente?
–Hay una comisión que tiene una agenda de trabajo y se supone que ya tiene una lista de invitados. Si en esa lista de invitados estamos nosotros, allí concurriremos y si no nos llaman seguiremos haciendo el debate con el país. Desde VBR y el Frente Bolivariano Alternativo estamos haciendo lo que nos corresponde. Venezuela es un país en crisis que se supone nos necesita a todos los actores para pensar, reflexionar y los primeros que estamos obligados a revisar las cosas somos los chavistas. Por algo Chávez nos dejó las 3R.

– A mí me gustaría que en lugar de constituyente hagamos un proceso interno en el campo bolivariano para saber qué quiso decir Chávez con eso de guerra al burocratismo y la corrupción; qué quiso Chávez con las 3R de revisión, rectificación y reimpulso. ¿Por qué no lo hacemos entonces? ¿Vamos a entregar la obra de Chávez? No. No estamos de acuerdo.
–¿Tiene algún tipo de temor de que por esta postura lo califiquen de desleal, de traidor?
–Ya eso no es una preocupación. Ya uno no sabe qué es ser de gobierno o qué es ser de oposición. Porque hasta no hace mucho teníamos por enemigos de Chávez y de la revolución a los que querían acabar con esta Constitución desde la oposición. Resulta ser que los enemigos de esta Constitución son los que Chávez dejó encargados de protegerla. Entonces, desde ese punto de vista colóquenme donde quieran.

Yo soy amigo de esta Constitución, porque soy chavista y revolucionario. No por un ratico ni cuando me conviene y por eso me la juego.
–¿Cuál cree entonces que es la solución a la crisis?
–Aquí la solución es el diálogo y el entendimiento. Que tendrá que venir quieran o no quieran los actores políticos. Este país no quiere violencia. Aquí no hay condiciones de resolver los problemas con un sector aplastando a otro. Aquí hay que buscar acuerdo y entendimiento a través del diálogo. Tendremos que esperar a que maduren las condiciones. Y no sé si antes habrá que pasar por un terrible período de violencia, pero al final habrá salida de entendimiento entre las partes.

El primer paso que nos da para asegurarnos que nos estamos aproximando a la salida es que veamos que entre los actores políticos reine el discernimiento, la racionalidad, el reconocimiento del otro y buscar los puntos medios de lo que cada quien quiere. La salida es esa.

jperezsaez@gmail.com. Con tecnología de Blogger.