Ultimas Noticias
recent

Los nuevos ricos de Venezuela, o cómo algunos han sacado ventaja del control cambiario

Los nuevos ricos de Venezuela, o cómo algunos han sacado ventaja del control cambiario
Los periodistas venezolanos Ewald Scharfenberg (izq.) y Alfredo Meza, cuyas investigaciones fueron incluidas en el libro “Panamá Papers (el caso Venezuela): de cómo los enchufados sacaron ventajas del control cambiario en Venezuela”, son entrevistados el 22 de febrero en Coral Gables, Florida
¿Qué tienen en común un guardaespaldas del ex presidente Hugo Chávez nacido en Maturín y un empresario de origen franco-marroquí dedicado a vender alimentos? Además de ser venezolanos, Adrián Velásquez y Desiré Obadía lograron acumular fortunas millonarias en paraísos fiscales sacando ventaja de vínculos que tenían con el gobierno chavista y del control cambiario que opera en el país suramericano desde el 2003.

Ambos “emprendedores” y sus exitosos negocios quedaron expuestos el pasado 3 de abril cuando se dio a conocer en todo el mundo los trabajos de investigación derivados de la filtración de los 11 millones de documentos de la empresa panameña Mossack Fonseca y que quedará para la historia como los Papeles de Panamá.

Velásquez y Obadía no fueron los únicos ciudadanos venezolanos que aparecieron en estos documentos. Unos 700 nombres de “personas naturales y jurídicas” fueron encontrados en los 241,000 archivos que mencionan la palabra “Venezuela”. De estos cientos de personas, el grupo de periodistas venezolanos encargados decidieron desarrollar solamente 23 investigaciones que —consideraron— podían convertirse en historias corroborables y de mayor impacto.

Es importante recalcar que el hecho de aparecer en los Papeles de Panamá no significa automáticamente que estos 700 nombres hubieran cometido un delito, pues algunos solicitaron la ayuda de Mossack Fonseca para resguardar sus ahorros ganados lícitamente.

Las 23 historias de investigación y los diferentes métodos utilizados en cada una para el enriquecimiento personal, fueron recopiladas bajo la edición del venezolano Sergio Dahbar en el libro Panama Papers (el caso Venezuela): de cómo los enchufados sacaron ventajas del control cambiario en Venezuela, ya se vende en el país suramericano y fue presentado la semana pasada en la librería Altamira en Miami.
“Hay muchos mecanismos de cómo la gente probablemente no hizo cosas ilegales y sin embargo, aprovechó el sistema de control de cambios que el gobierno implantó en el año 2003 para hacer fortunas”, dijo Ewald Scharfenberg, uno de los periodistas venezolanos que trabajó con la investigación.
Entre esos mecanismos, Scharfenberg destacó uno: gente que abría seis empresas en diferentes países fiscales para fingir exportaciones entre ellas e ir aumentando el precio cada vez más en cada transferencia con el propósito de sobrefacturar.

A estas premisas, el periodista Alfredo Meza agregó que otra buena parte de personas lograron favorecerse de un “manejo inescrupuloso de los beneficios que se otorgaron por tener lazos con el gobierno, es decir, el acceso a los dólares preferenciales”.

Además de recopilar las investigaciones derivadas de los Papeles de Panamá en Venezuela, los periodistas revelan un último motivo: dejar registro de quiénes y cómo crearon nuevas fortunas dentro del chavismo.
“Dentro de unos años, quizás apelando a la desmemoria venezolana, cuando mucha gente trate de pasar como el gran señor estará este libro diciendo y recordando, ‘¡Ojo!, este señor de esta manera fue que pudo hacer su fortuna’. Eso es lo que cumple el libro”, dijo Meza.
Esta situación es muy conocida en la ciudad de Miami, a donde han migrado varios antiguos funcionarios del gobierno chavista después de haber pasado años denunciando las supuestas “maldades del capitalismo y el imperio”. Incluso, varios de los personajes investigados en Panamá Papers: caso Venezuela se encuentran viviendo en el sur de Florida, como Pedro Torres Ciliberto, Gonzalo Tirado, y los ex gobernadores del estado Carabobo, Henrique Salas Romer y Henrique Salas Feo (padre e hijo).
“Miami es una especie de segunda patria del venezolano, y hay una especie de borrón y cuenta nueva en Miami. Es probablemente que muchos logren camuflajearse”, señaló Scharfenberg.
Un medio “pequeño” se hace con la historia del año

Cuando se revelaron los Papeles de Panamá en todo el mundo el 3 de abril, un detalle destacó en el caso de Venezuela: el análisis e investigación en el país estuvo a cargo de Armando.info, un medio digital poco conocido hasta el momento, aunque sí con muchos periodistas veteranos en su plantilla.

Esto estuvo a la par con el resto del mundo, ya que en los Papeles de Panamá no participaron los grandes de la prensa, como el New York Times y Washington Post de Estados Unidos o El País de España. La gran excepción fue el diario inglés The Guardian.

Armando.info es una plataforma de periodismo de investigación que funciona desde el 2014 y que se dedica —según el comunicador Alfredo Meza— a producir historias transnacionales para dejar constancia de cómo el dinero que tuvo su origen de los ingresos petroleros más altos en la historia de Venezuela terminó en forma de coimas en varios países del continente.

De acuerdo a Scharfenberg, quien se inició en El Nacional, la elección de este grupo de periodistas venezolanos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación es ilustrativo de lo que está pasando en Venezuela. “Quienes sí estamos intentando hacer periodismo somos los que estamos en estas plataformas pequeñas, flexibles, ligeras”.

Esta tendencia periodística es consecuencia —directa o indirecta— de una serie de medidas que ha ejercido contra los medios los gobiernos del ex presidente Hugo Chávez y del actual, Nicolás Maduro. La más reciente es el bloqueo del canal CNN en Español tras la trasmisión de una investigación sobre la supuesta venta de pasaportes venezolanos a ciudadanos de países del Medio Oriente.
“En Venezuela no se usan los métodos de represión tradicional, no es ponerte preso o incautar un tiraje de una revista”, dijo Scharfenberg, y quien fue denunciado en el 2010 ante la Fiscalía del país por el cargo de traición a la patria, debido a su trabajo en la ONG Libertad de Prensa. Indicó que en cambio, uno de los métodos más usados por el régimen es la compra de medios por personajes aliados al chavismo.
Para Meza, estas medidas han afectado la trasmisión de información a grandes audiencias, “que implica una transformación de hábitos y costumbres [de los consumidores de noticias] que le permiten entretanto ganar tiempo al gobierno para atenuar escándalos que [ese medio] podría cubrir”.

A causa de la guerra de poderes que pueden influir para “minimizar” una noticia en los principales medios, la mayoría de los periodistas venezolanos que participaron en los Papeles de Panamá trabajaban en plataformas digitales. La única que laboraba en un medio impreso tradicional, Ahiana Figueroa, fue despedida al día siguiente de Últimas Noticias.

Las revelaciones de los Papeles de Panamá causó revuelo en las cúpulas política de países en todos los rincones del planeta. El primer ministro de Islandia, Sigmundur David Gunnlaugsson, tuvo que renunciar a su cargo y en Venezuela, se iniciaron investigaciones penales contra el antiguo edecán de Chávez, Adrían Velásquez, y su esposa, hermano y madre.
“La investigación fue tan contundente que hasta el gobierno tuvo que reconocerlo”, apuntó el periodista Alfredo Meza.
El libro Panamá Papers: Caso Venezuela, editado por La Hoja del Norte, puede comprarse en la librería Altamira que está en 219 Miracle Mile, Coral Gables.

Siga a Johanna A. Álvarez en Twitter: @jalvarez8.
jperezsaez@gmail.com. Con tecnología de Blogger.